Cinco juegos eróticos para divertirte en casa

Publicado por manzana erótika en

Pon en práctica estas actividades y aviva el deseo y la pasión en tu vida íntima de pareja.  ¡Atrévete a explorar! 

 

En el mundo de la sexualidad hay una gran variedad de cosas por probar, más aún si le permites a tu imaginación volar. Solo por dar algunos ejemplos, existen las prácticas BDSM, el Kamasutra y los diferentes juguetes sexuales que permiten sentir más placer en el acto sexual. Muchas personas se limitan a probar solo en la cama, ¿y el resto de las zonas de la casa? Ahora tienes que animarte a salir de tu zona de confort y explorar

La mejor manera de saber si te gusta tener orgasmos en otros lugares y de otra manera, es probando. Recuerda, la sexualidad puede traspasar fronteras. ¿Qué tal en un restaurante, un concierto o en el baño de una biblioteca? Todo ello es posible si hay ganas y un juguete sexual de control remoto guardado en la entrepierna.

¿Cierto que resulta excitante pensarlo? Es más excitante el hecho de que nadie sabe lo que vas a hacer con el vibrador que está en tu ropa interior. Pero si lo que quieres es sacarle el máximo de provecho a este juguete tienes que darle rienda suelta a tu imaginación. Por eso te presentamos 5 juegos para que tengas un orgasmo como nunca antes:

  1. Ojo, un carro amarillo: De seguro después de conocer este juego vas a querer que todos los carros sean amarillos. La idea, es que al ver un auto de este color la persona que lleva el control remoto del vibrador lo active, haciéndote sentir un poco de placer, ¿cómo hacer que pare? Quien tiene el control del momento debe detener las vibraciones cuando deje de ver el carro, si este está estacionado, tienes que negociar. Ahora, ¿tienes ganas de salir a la calle con tu pareja?
  2. Placer al mirar: Si eres de los que mira el celular a toda hora, perderás cada vez que realices este juego. En este caso, cada vez que alguien coja el celular la persona que lleva el juguete puesto debe leer la última conversación que tuvo desde la parte que la otra persona escoja, cuando empiece a leer se deben activar las vibraciones, si se ríe se aumenta un nivel, si lo logra, ha ganado. ¡Vamos, pueden hacerlo!
  3. Una conversación al placer: ¿Nos han pedido algo más difícil? Pues este juego lo es. La idea es conversar con otras personas mientras el vibrador está encendido. Más allá del placer, es lograr que nadie se entere que llevan un juguete sexual en la ropa interior. ¿Se le miden?

Pueden intentarlo en el bus, en el supermercado o incluso, durante una reunión familiar. Sáquenle el mayor provecho a este juego. No se arrepentirán.

  1. ¿Nos vamos de chapuzón?: Un poquito de agua en la sexualidad no cae mal. No solo les servirá como medio para disfrutar, sino que los refrescará. ¡Vamos, dense un chapuzón! Aquí lo que se debe hacer es nadar con el vibrador encendido, hacer varias piruetas en el agua sin detenerse. Si la persona logra hacer todo sin hacer mayor ruido, logrará detener el vibrador. ¡Será un día muy mojado!
  2. Ocio con placer: Este es uno de los que más realizan las parejas. Se trata de hacer vibrar el juguete mientras realizan actividades comunes o las que más disfrutan, como bailar, correr, pintar o incluso, mientras cocina. La idea es pasar un momento excitante con esa persona que pone a volar tu imaginación.

¿Listo para poner en práctica todos estos juegos? Solo necesitas ir a tu sex shop más cercano, adquirir un vibrador de control remoto y jugar.

 

 


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua